top of page

Comenzando tu marca de moda (parte 2)

En Start by WGSN, sabemos lo difícil que puede parecer iniciar una marca de moda: requiere un gran esfuerzo, planificación y tiempo. Tienes que encontrar un proveedor que te entregue lo que necesitas, cuando lo necesites. También debes poder vender y construir una marca que hable directamente con tu consumidor, y así por delante.

Para ayudarte a lo largo de este recorrido, te hemos descrito algunos pasos que serán fundamentales a la hora de poner en marcha tu marca de moda. ¿Quieres leer la parte 1? Haz clic aquí.





Ahora que ya has desarrollado un plan de negocios, es hora de comenzar a planificar la producción, pensando en la cadena de suministro, los clientes y el marketing.


Punto de precio


Antes de considerar la producción, primero debes establecer su precio, y esto comienza con la identificación de un nicho de clientes. Encontrar el punto de precio es muy importante porque esto guiará a tu negocio, desde la producción hasta la colección y el marketing.

Por ejemplo, si te diriges a mujeres económicamente independientes, debes comprender sus prioridades y cuánto están dispuestas a pagar por una prenda. Mientras tanto, conocer los precios al por mayor y los precios de tus competidores hará que tu negocio sea más exitoso: tendrás una idea del precio promedio, el costo total, etc.

Entonces, ¿cómo se puede determinar el precio correcto de una prenda? Por lo general, el objetivo es lograr un margen del 60% – un minorista obtiene aproximadamente un margen del 58%. Las prendas que son caras de fabricar, pero que tienen un buen valor para el marketing de tu empresa a menudo tienen márgenes más pequeños, mientras que los artículos principales con costos ya fijos tienen márgenes más grandes. Aquí, lo mejor sería considerar un precio que permita un descuento cuando termine la temporada. Si es directo al consumidor, tu empresa no necesita aumentar tanto el precio del producto porque no hay ningún recorte para un vendedor intermediario.

Para determinar el costo de llegada, debes incluir materiales, mano de obra, empaque, aranceles, transporte y distribución. El precio de venta al público suele ser el costo de entrega multiplicado por seis. Si el costo de entrega de una camisa (considerando también la comercialización) es de $20, tu empresa debe sugerir un precio minorista de $120 y asignarle al minorista $50.





Producción


Al pensar en cómo fabricarás tu producto, es fundamental contar con un proveedor que te entregue lo que necesitas. El lugar donde se producirá el producto puede cambiar drásticamente el proceso. La producción es clave para el éxito de tu marca: una empresa puede vivir o morir en función de lo que entregue al consumidor final. Hay infinitas opciones de producción, pero la asociación con empresas o fábricas locales puede afectar significativamente el control de calidad de las marcas pequeñas. Si optas por producir en el extranjero, puedes reducir los costos, pero puede ser difícil de realizar. Además, debes asegurarte que la fábrica que elijas tenga lo necesario para producir tu producto.

Asegúrate de obtener una muestra de preproducción del fabricante elegido. Incluso si estás trabajando con el mismo para algunas colecciones, estas muestras son cruciales porque son la última oportunidad para verificar que todo se esté haciendo correctamente.


¿Quieres aprender más sobre producción? Descarga nuestro e-book.




Comments


bottom of page