top of page

Proveedores para Empresas de Moda: Primeros Pasos

(Foto: Canva Pro)


Encontrar buenos proveedores puede ser, al comienzo de tu recorrido empresarial, una de las mayores dificultades, especialmente si has creado tu propia marca de moda. Este es un paso imprescindible, pero que plantea varias interrogantes: dónde comprar telas, adornos, embalajes, con quién producir moldes, coser, estampar… Hay varios productos y servicios que demandan profesionales y empresas totalmente capacitados. ¿Cómo evaluar si una determinada empresa es, de hecho, interesante para mi negocio? Hoy comenzamos una serie de publicaciones aquí en el blog START by WGSN que abordan preguntas esenciales sobre este tema.


Independientemente del segmento de negocio específico, es fundamental que prestes atención a algunos aspectos esenciales que involucran el proceso de definición de tus proveedores, de esta manera podrás cerrar mejores negocios, sin perder tiempo ni dinero en el proceso.



(Foto: Canva Pro)


¿Qué necesitas?

Un buen proveedor es aquel que puede satisfacer tus necesidades: cuanto más claras sean cuando busques proveedores, mejor. ¿Ya sabes exactamente qué productos y/o servicios necesitas en este momento?

Si necesitas un proveedor de vaqueros, por ejemplo, debes tener en cuenta si tu producto final será masculino o femenino: aunque la materia prima es esencialmente la misma, algunos proveedores tienen más experiencia en un tipo que en otro. Cuanto más especializado sea, mejor, para que puedas aprovechar tu experiencia para obtener el mejor producto posible.

Algunos materiales son bastante específicos: si quieres trabajar con prendas realizadas en seda, es importante prestar atención a que no cualquier maquinaria de fábrica podrá producir estas piezas. Y más: posiblemente la mano de obra también deberá ser especializada en esta materia prima y en estas maquinarias. Recuerda que los detalles y, por supuesto, la atención que les prestas, tienden a garantizar el éxito de tu producto final.

Es por estas razones que el primer paso, antes de iniciar la búsqueda de proveedores, es enumerar de manera clara y objetiva exactamente lo que estás buscando. Para ello, lo ideal es tener una buena planificación del mix de productos, una visión amplia de qué piezas y modelos representarán tu próxima colección (y en qué porcentajes). Organizar y perfilar los procesos internos son las consignas antes de buscar proveedores.


UBICACIÓN

Segundo paso importante a considerar en este momento: la ubicación geográfica del proveedor. Hay miles de empresas que posiblemente podrían satisfacer tu demanda, y muchas de ellas están ubicadas fuera de tu país. Esto no es necesariamente un problema, pero hay algunos puntos a considerar: si el proveedor está cerca de ti, tienden a ser más ágil para entregar (y también es probable que sea más barato).

La rapidez es un factor importante a tener en cuenta, pero no el único: al estar más cerca de tu proveedor, es posible monitorear y tener más control sobre la cadena productiva, sobre la calidad de la producción e incluso sobre las condiciones y relaciones laborales. Cuanto más lejos, menos visibilidad y menos impacto tiendes a tener en los procesos de tu proveedor. Esto incluye el aspecto de la sustentabilidad, que es cada vez más relevante y necesario en nuestra industria: recuerda que, al elegir proveedores locales, estás contribuyendo a generar empleos y desarrollar la industria de tu país.

No siempre encontrarás el tipo de producto que necesitas (o de la forma que te gustaría, o por el precio correcto) en tu región; en este caso, amplíe tu búsqueda a otros estados u otros países. Otros estados de tu propio país pueden tener impuestos específicos; consulta las posibles sustituciones de impuestos.

Para los proveedores internacionales, la comunicación puede ser un obstáculo para un proceso que fluye según sea necesario; siempre será más fácil discutir necesidades específicas sin la barrera del idioma. El principal beneficio de utilizar empresas extranjeras, especialmente asiáticas, suele ser el costo. La producción suele ser mucho más barata, por lo que se fabrica tanta ropa en China, Hong Kong, Taiwán, Vietnam, India y Bangladesh. Sin embargo, esto suele deberse a que los estándares y condiciones de trabajo no siempre están estrictamente regulados. También es más difícil visitar e inspeccionar las fábricas.

Además, no olvides investigar mucho sobre los procesos de importación y despacho de productos que llegan de otros países (legislación tributaria y aduanera), evitando sorpresas desagradables o incluso altos sobrecostos no previstos.



(Foto: Pexels)

LA CANTIDAD


En tercer lugar, un factor determinante en la elección de tu proveedor es la cantidad mínima viable que acepta. Si tu marca aún es pequeña, es posible que la cantidad de material o producto que necesita actualmente sea relativamente pequeña y, por lo tanto, no todas las empresas podrán venderte.

Dependiendo del estilo comercial del proveedor, no es factible tener empresas como clientes que sigan comprando pequeñas cantidades. Un consejo es prestar atención a este punto crucial antes de dejarse encantar por el servicio o producto del proveedor, o incluso comenzar a avanzar en la planificación antes de obtener esta información, evitando frustraciones y pérdidas de tiempo. Algunas empresas pueden cumplir con cantidades mínimas que le resulten factibles, pero con una diferencia de precio considerable. Vale la pena considerar aquí lo que tiene más sentido para tu negocio.




¡Continuaremos la serie sobre este tema en la próxima publicación! ¡Quedate atento!

Haz clic aquí para leer más publicaciones en el blog START by WGSN sobre tendencias y estrategias para el negocio de la moda. Suscríbate a START by WGSN y utilice nuestras herramientas exclusivas para optimizar e impulsar su negocio de moda. Haz clic aquí para acceder a una prueba gratuita y explorar nuestra plataforma, desarrollada especialmente para pequeñas marcas y emprendedores de la moda.

Comentarios


bottom of page